COLORÍN, COLORADO, LOS COLORES COMUNICAN

Carmen Thous Tuset

Docente Máster

www.ariasthous.com

Desde una atalaya de malvas, lilas y morados la Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega se asoma al mundo. Mientras, ancladas en gamas de azules, las corbatas de los dirigentes mundiales posan en una foto de familia de las cumbres internacionales. Cabe preguntarse ¿Cómo comunican los colores?

 El color es parte del lenguaje del sentimiento y conscientes de su expresividad lo integramos en nuestras expresiones: estoy en números rojos, tengo un día gris, el futuro es verde esperanza o este trabajo es un marrón.  

La psicología de los colores fue estudiada por grandes maestros como Goethe o Kandinsky y actualmente es una herramienta sabiamente utilizada por los asesores de imagen. Hoy sabemos que el paralenguaje del color de nuestro atuendo va más allá de las tendencias de la moda y del gusto personal. Cada individuo tiende a elegir para vestirse un color u otro en función de lo que quiera comunicar a los demás y también de acuerdo a lo que desee que el propio color le infunda, inspire e incluso compense. Esa elección nos da pistas de cómo pretende interactuar, que imagen o sensación quiere provocar, mientras que de manera inconsciente nos desvela su carácter, su personalidad y su estado de ánimo.

 ¿Se ha preguntado usted el porqué el Presidente del Gobierno, elije el color rojo en las comparecencias en donde se tratan situaciones complejas, como fue el fallido del proceso de paz con ETA?¿Qué motivo lleva a Mariano Rajoy, tan de corbata azul cuando Aznar estaba en el Gobierno, a optar por colorearlas de rojizo desde que es el Jefe de la oposición?¿María Teresa Fernández de la Vega viste de malva sólo porque le gusta ese color?

 Del rojo al morado, con permiso del azul   

De manera general a los colores cálidos de la gama de rojos y amarillos se les considera colores salientes porque los percibimos más llamativos y próximos. Por el contrario, los colores de la gama de los azules se les llama entrantes, porque los consideramos más distantes y discretos.

El rojo es identificado con el poder y era el color elegido por los generales y los emperadores romanos. Evoca fuerza, valor, guerra, euforia y peligro, y en consecuencia, también la necesidad de actuar y tomar decisiones rápidas. Biológicamente, las células cónicas de nuestro nuestros ojos están dotadas para detectar mejor el color el rojo que otros colores.

Todo ello nos lleva a concluir que el rojo es elegido por las personas que quieren llamar la atención, demostrar su poder, forzar una decisión y exaltar su competencia. No lo dude, si quiere destacar incorpore el rojo a su atuendo. Quien lo viste experimenta una elevación del pulso y una mayor producción de adrenalina, lo que aumenta su energía vital. Por cierto, que es sabido que a nivel comercial el rojo activa el apetito ¿Será la voracidad del poder mera consecuencia del rojo en los políticos?

El tono violeta está de moda y es el preferido por la Vicepresidenta del Gobierno, quien en todo su amplio abanico cromático (del malva al morado) lo aplica en su vestuario. Tradicionalmente, comunica espiritualidad, profundidad, experiencia, calma y dignidad, propiedades necesarias en un puesto como el suyo de fuego cruzado entre los diferentes Ministerios.  

Favorecedor según los estilistas y primo hermano de los colores pasteles, es un tonalidad evocadora y repleta de simbología, que en los Católicos remite a la discreción y penitencia de las celebraciones de Adviento y Cuaresma. Además, es el  color representativo de la lucha de la mujer por sus derechos y que colorea el 8 de marzo, día de la mujer trabajadora en recuerdo de las 129 mujeres de una fábrica textil de Nueva York que en 1908, mientras confeccionaban tela violeta, fueron asesinadas por declararse en huelga.

También el morado tiene su franja en la bandera de la Segunda República Española y hasta en el logo de la aún estatal RENFE, que ha apartado de la vía su clásico azul.

¿Cree usted pues que el morado-malva-violeta por su connotación republicana, feminista e incluso con tintes penitentes es el color que realmente más se adecua a la Vicepresidenta del Gobierno?

 En Gran Bretaña Tony Blair, optó por el malva como color de la socialdemocracia. Curiosamente, meses después, este color se apoderaba de la iluminación nocturna de algunos edificios en Londres e incluso de la librería de la galería de arte Tate Modern. Bien es verdad, que tal vez  Blair lo eligió para simbolizar el medio camino entre el rojo de los laboristas y el azul europeo. ¿Es entonces el naranja del PP un color intermedio, a caballo entre el amarillo-gualdo y el rojo de la izquierda?

Que el color también une sin necesidad de palabras, quedó demostrado en la famosa foto de las Azores y las tres corbatas de este color que posaron juntas. Algo nada original, si partimos de la base de que el azul es el preferido por la mayoría de los líderes, siendo el color mayoritariamente utilizado como comodín de discreción.

Este color se le asocia con las cualidades intelectuales como la inteligencia y la concentración y transmite seriedad, confianza y seguridad, tanto a quien lo lleva, como a quien lo observa.

Dicen los psicólogos que favorece la paciencia, y la amabilidad y estimula las hormonas tranquilizadoras del cerebro. Por este motivo, es el idóneo para utilizar cuando deba hacer predominar la fría razón frente a la pasión. Presente en muchos uniformes, es también el color de la prenda más vestida a nivel mundial: los tejanos, cuyo azul ha conseguido representar toda una visión del mundo.

 En entornos profesionales el azul significa seguridad, éxito, elegancia y discreción. Internacionalmente es también el color de la paz. Una bandera azul es el símbolo de la unión pacífica, si le acompañan doce estrellas identifica a la Unión Europea y si corona la testa de los soldados, los identifica como cascos azules de la ONU.

 Por todo ello, y con las connotaciones de madurez y sabiduría que por lo visto conlleva este color, es obvio que si hoy en este país predominan los que van de colorados, seguidos de los que pintan en malva, tal los siguientes en las urnas sean los políticos de azul. 

Etiquetas: , ,

Deja un comentario