Las relaciones en la comunicación empresarial

En: Comunicación Empresarial

3 Ago 2009

¿Qué relaciones ha de cuidar la Comunicación Empresarial?

 James Amshoff elaboró una teoría de los partícipes que recoge todas las relaciones posibles que ha de cuidar la comunicación empresarial:

 1.- Quienes intercambian su trabajo por dinero: directivos, empleados, consultores externos…
 2.- Los proveedores, que aportan bienes y servicios y extraen dinero. Podemos añadir que, si extraen información o publicidad gratuita, como las Relaciones Públicas del Periodismo, esa información o publicidad podría ser cuantificada en dinero.
 3.- Los clientes, que aportan dinero y extraen bienes y servicios.
 4.- Los inversores, accionistas, acreedores, que aportan dinero para extraer más cantidad de dinero.
 5.- Los deudores, que consiguen dinero para luego devolver más dinero.
 6.- Los representantes de los ciudadanos (Gobierno), que extraen dinero por los impuestos a cambio de bienes y servicios generales que no acaban siendo propiedad de la empresa: Calles, protección contra incendios…

Reconozcamos que los que se dedican a la comunicación empresarial tienen mucho trabajo delante de ellos. También pueden divertirse mucho si sienten la comunicación empresarial como una auténtica vocación.

Partiendo de estas relaciones, Russell L. Ackoff afirmó que la función social de una empresa o institución será elevar al máximo el Consumo Posible (CP) menos su Propio Consumo (C). Esto nos da la Contribución Neta al Consumo Social = CNCS. Ahora bien, como no podemos limitar esta elevación a un año determinado -puesto que la contribución en años sucesivos tendría que verse grandemente reducida-, consideramos la CNCS y su trayectoria temporal. Así, lo que queremos es elevar al máximo su índice o su ritmo de crecimiento. ¡Qué gran observación!. Uno de los errores fundamentales de muchos profesionales de la comunicación empresarial es que tienen puestos sus ojos en el plazo corto, cuando deberían argumentar a sus superiores sobre la conveniencia de fijarse en los plazos intermedios y largos.

 Ackoff sostiene que, con esta teoría, no son importantes las diferencias entre Instituciones y Empresas. Lo importante es su Contribución Neta al Consumo Social  Aquí es donde se enlazan los cometidos de la Comunicación Empresarial, de la Comunicación Institucional y de la Comunicación Política.

Si una Empresa o Institución privilegia una o varias de las relaciones sobre las demás, puede tener muy serios problemas. En el mejor de los casos, si se vuelca a favor de sus directivos y empleados, puede peligrar su supervivencia. El gran fallo de comunicación empresarial que han cometido los altos directivos de muchas empresas ha sido preocuparse, antes de nada, de blindar sus contratos. Por eso, han perdido tanto prestigio entre accionistas y contribuyentes. Ahora, es urgente una legislación para limitar los beneficios de estos altos ejecutivos.

Si lo hace a favor de los accionistas, los empleados pueden sentirse explotados y rebelarse.

Si descuida el medio ambiente, los contribuyentes pensarán y sentirán contra ella. Y los contribuyentes tienen aliados extraordinarios en los medios de comunicación, que reflejan los escándalos medioambientales. Es en estos momentos cuando los expertos en comunicación empresarial demuestran si saben, o no, hacer frente a las crisis.

 Lo mismo ocurre si los representantes políticos se olvidan de sus promesas electorales. O si se tratan a sí mismos mejor y de manera diferente que a los demás ciudadanos. Ha comenzado ya una tendencia imparable: los periodistas de investigación están profundizando en detalles que antes se pasaban por alto: horas que trabajan los parlamentarios, el total de lo que ganan, los privilegios que los distinguen de los demás ciudadanos… A partir de la crisis, los políticos no van a dejar de estar ante la mirada del ojo0 público. Y la comunicación política no puede servir para enmascarar las características de una nueva clase- como diría Milovan Djilas en un contexto diferentes- que conforman los políticos de todos los partidos.

O si privilegian a unas compañías a cambio de favores. Aquí está la raíz de muchos escándalos.

Máster Comunicación Empresarial

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae