¿Por qué el Análisis Transaccional es tan útil en el Coaching?

En: Comunicación Empresarial| Comunicación Institucional| Comunicación y Análisis Transaccional

10 Jun 2012

¿De dónde viene el término Coaching y hasta dónde ha llegado?

Hay palabras que tienen mucha fortuna  porque, aunque extraídas de un terreno aparentemente alejado, acaban triunfando sobre otras que parecen más precisas y ricas en contenido. Una de esas palabras es la de coaching. La tomaron del deporte norteamericano en el que coach significa entrenador y se impuso sobre otras más académicas. Se ha convertido en una nueva manera de nombrar la relación maestro-discípulo. Creo que fueron dos los factores que la impulsaron hacia el éxito: en primer lugar, porque incluye actividad, y en segundo, porque está orientada a resultados concretos, como también ocurre en cualquier deporte.Existe un precedente muy importante del coaching. Me refiero al diálogo que practicaba Sócrates. Platón recogió esos diálogos, donde observamos una gran actividad intelectual y, además, no se limitan a ser meras disputas, sino que están orientadas a un resultado. Sobre todo, a conocer una verdad, aunque no siempre lo consigan en todos los diálogos. Sócrates sabía preguntar muy bien y, aunque lideraba el diálogo, daba mucho juego a sus interlocutores.

AT y Coaching

Efectivamente, el coach o facilitador es quien apoya a otra persona, normalmente un ejecutivo,  indicándole cómo conseguir resultados positivos y verificables. Y como en el deporte, los resultados conseguidos en el pasado no sirven para el partido siguiente; es decir, el coaching está orientado hacia el futuro. Todo lo que estoy exponiendo parece que es algo sencillo, pero dominar el coaching exige una formación seria y científica. Sobre todo, en unos momentos de crisis en los que vivimos, y donde personas angustiadas por problemas de trabajo y familiares pueden creerse cualquier receta. El riesgo que corre el Coaching en la actualidad es que, debido a su éxito, algunos lo practiquen sin rigor. Como las sectas, que hacen su agosto en tiempos de crisis.El Máster Universitario en Análisis Transaccional es pionero, pues es el primero que una Universidad española y europea lo organiza y ofrece. En concreto, la Universidad Camilo José Cela facilita esa formación.¿Consiste al Coaching en una psicoterapia de los directivos de las empresas? . Los psicoterapeutas quieren resolver los problemas que los clientes les presentan y que tuvieron su origen en el pasado. Y aunque quien se dedica al Coaching hará muy bien si conoce técnicas psicoterapéuticas, el cliente acude a él para que también le ayude como asesor y consultor en problemas con los que se encuentra cuando trabaja en una institución o empresa. No para que haga Psicoteapia.Dentro del AT, contamos con una tradición de años en los que los seguidores de Berne han actuado como coaches o facilitadores en las organizaciones. Y dentro del AT en español, recomiendo los estudios de Ricardo Kertész, que ha desarrollado el Coaching Transacccional.¿Qué es lo que aporta un facilitador de Coaching?. Mi respuesta es que ya Eric Berne distinguía entre los aspectos manifiestos y los ocultos de las personas. No se trata de que los aspectos ocultos sean únicamente lo que un cliente, en este caso un ejecutivo, no quiere revelar. Un ejecutivo puede no ver su gran potencial, sus puntos fuertes. El facilitador o coach le ayuda a hacer un inventario de sus cualidades, le ayuda a encontrar, pues eso significa inventar. Actúa de manera enteramente contraria a quienes en la vida diaria sólo se fijan en los defectos de los demás, disminuyendo su potencial. El facilitador potencia esos aspectos positivos en los que el cliente no había reparado anteriormente. Y le ayuda a desarrollar esos puntos fuertes en sesiones que van de los 30 minutos a la hora. No tiene un modelo ideal y se lo muestra al cliente para que éste se adapte a él. Más bien, se ajusta a los valores y propósitos que los dos han descubierto en el inventario. A partir de ahí, ayuda al cliente a crecer.

La meta y los obstáculos

El cliente acude a él con una necesidad o necesidades. La necesidad es el vacío o distancia entre el estado actual de las cosas y el estado al que el cliente quiere llegar. El facilitador le ayuda a superar esa distancia y los obstáculos que puede encontrar. El deportista siempre se encuentra con obstáculos. Igual que el jugador de ajedrez necesita un entrenador con el que prepararse para las partidas futuras. El secreto del éxito está en que una persona normal realice cosas extraordinarias. Eric Berne enseñaba a observar y escuchar para captar qué es lo que ocurre a un persona con necesidades insatisfechas y lograr que formule la necesidad como un problema que puede resolver. Puede que el facilitador no tenga la respuesta para el problema, pero sí puede ayudar al cliente a que formule el problema. Y un problema bien planteado lleva implícita la solución, aunque el cliente tenga que acudir a asesoría o consultoría específica.También Eric Berne no se encerró únicamente en sus ideas. Se preocupó de reconocer la efectividad de las ideas de otros estudiosos que le habían precedido o que coincidieron con él en el tiempo.

Estados del Ego, Transacciones y Guión en el Coaching

El coach o facilitador dispone de un mapa en su imaginación para relacionarse con su cliente: de Adulto a Adulto cuando los dos están haciendo el inventario de los puntos fuertes y de los obstáculos que puede encontrar. Con su típico sentido del humor, el gran investigador Russell L. Ackoff decía que, cuando alguien no sabe muy bien qué hacer, encarga una encuesta. Es como disparar hacia un árbol cuando ha oído un ruido entre las hojas, pensando que la rociada cubrirá el campo donde se encuentra la presa. No es ésta la manera de trabajar en Coaching. El coach se vale de cuestionarios que van dirigidos a identificar áreas de la conducta del cliente que necesitan mejora. Si comprueba que el cliente ve irrealizable llegar adonde se propone, entonces se relaciona con él como un Padre Nutritivo con un Niño Libre. Y pasan a relacionarse como dos Niños Libres cuando se alegran con los avances del cliente. Lo importante es que se relacionen desde una Posición existencial de Yo estoy bien, Tú estás bien.En el inventario puede salir que el cliente necesitado de caricias sociales o harto de que se las den por lo que tiene, no por lo que es. Entonces, el coach transaccional contribuye a que el cliente recupere el equilibrio personal y siga creciendo.Gracias a la ayuda del facilitador, el cliente puede darse cuenta de que su Guión de Vida es erróneo e, incluso, destructivo y decidir que quiere seguir un Proyecto de Vida positivo. Es decir, cambiar nada menos que el sentido de la vida. Estamos hablando ya de palabras mayores. El Coaching resulta muy útil para quienes han perdido el sentido de la vida y el gran desafío es que lo encuentre sin abandonar las actividades de las que es responsable en su institución o empresa.
El Máster Universitario en Análisis Transaccional y el Coaching como campo de aplicación.En principio, el Coaching puede resultar efectivo en muchas áreas de la vida personal y profesional. Por eso, quien decida inscribirse en el Máster Universitario en Análisis Transaccional y elija el Coaching como campo de aplicación, puede encontrarse un panorama tan grande que le haga trabajar con entusiasmo para ayudar a clientes que necesitan la ayuda de un/a profesional como él/ella. Los profesores del Máster estamos también dispuestos a ayudarle para que adquiera los conocimientos y competencias que necesite. Desde luego, el Coaching es un trabajo muy estimulante y atractivo. Tan atractivo que algunos pueden dedicarle gran parte de su vida.

Máster Comunicación EmpresarialMáster Comunicación Institucional

Enviar Comentarios

Acerca de este Blog

Felicísimo Valbuena de la Fuente es Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es Catedrático en la Facultad de Ciencias de la Información.

Para saber más acerca de Felicísimo, te invitamos a visitar la sección Currículum Vitae